• Imprimir

Revisa la privacidad

Segundo eje de la campaña 'Practica els hàbits cibersaludables'

23/11/2018 11:11
Privacidad

La ciudadanía jugamos un rol central en la garantía de nuestra privacidad en la red. Tenemos que ser conscientes de que cuando utilizamos los servicios que nos ofrece Internet, damos en menor o mayor proporción un volumen de información personal que puede ser utilizado con finalidades comerciales o bien ilícitas si cae en manos de cibercriminales. Por eso, debemos conocer como funcionan, para ser capaces de decidir nuestra exposición a la red.

Hay cuatro aspectos a considerar:

  • La identidad digital

La red elabora un retrato nuestro, con información proporcionada por nosotros o terceros, algo que puede afectar a nuestra reputación. Así, en los resultados de un buscador podemos encontrar tanto un eventual artículo de un blog escrito por nosotros, como una página de uno tercero que explica cómo ganamos el torneo de petanca en 1999. 

  • La configuración de privacidad en las redes sociales

Todas las redes disponen de unas opciones de privacidad, a partir de las cuales podemos escoger quién puede ver nuestras publicaciones, imágenes, vídeos o información personal proporcionada en la red como intereses, lugar de trabajo, o incluso posición geográfica. La selección de los parámetros la tenemos que alinear con el uso que hacemos.

  • Los permisos de las aplicaciones móviles

Las aplicaciones tienen la posibilidad de acceder a espacios o funcionalidades de nuestro dispositivo como la agenda de contactos, galería multimedia o micrófono. Según un informe de la compañía de seguridad Kaspersky, un 83% de las aplicaciones actuales del mercado pueden conocer nuestros datos sensibles si se lo permitimos. 

  • El rastro de navegación

Las consultas que hacemos en los buscadores, las páginas que visitamos, describen nuestros intereses y prioridades y son constantemente analizados por objetivos lícitos, como dirigirnos publicidad personalizada, o ilícitos. Es el caso de las cookies (o galletas) que registran nuestros movimientos en una web, y que actualmente aceptamos a través de una pequeña pestaña.

 

Ahora, una vez conscientes de cómo nuestra información personal puede quedar expuesta a la red, podemos regularla a conveniencia con los consejos que, en el marco de la campaña ‘Practica els hàbits cibersaludables’, da el Programa Internet Segura. Las indicaciones buscan mejorar los hábitos personales de seguridad, en un contexto que actualmente podemos representar fácilmente con un par de datos: 1) Sólo un 35,9% de los usuarios en el Estado aseguran leer las condiciones de uso de los equipos y servicios en que se registran 2) En Barcelona, según una encuesta de MWCapital, los ciudadanos que restringen el acceso a los contenidos que publican en la red son uno de cada dos entre los que tienen más de 55 años, mientras que hasta los 44 años más de dos tercios de la población aplica medidas de seguridad. 

En la privacidad, tenemos que tener en cuenta la identidad digital, la configuración de privacidad en las redes, los permisos de las aplicaciones o el rastro de navegación